21 de diciembre de 2014

Paseando por París: la laguna de la Villette





Las aventuras en París te deberían llevar a esos lugares menos explorados. Fue por eso que este verano volví a un quartier muy bonito.
Un día caluroso merece darse una vuelta por la laguna o bassin de la Villette.
Situada en el XIXe arrondissement, éste lugar es un barrio encantador del que sólo conocía el Parque de la Villette, otra visita muy recomendable. Pero aquella vez la laguna no estaba dentro de la lista de imperdibles a la hora de organizar los paseos.
Una vez en la plaza de la Bataille-de-Stalingrad, me dirigí a la rotonda de la Villette. Los chorros de agua de la fuente ubicada en el extremo de la laguna daban un espectáculo de frescura. Era media mañana y ya estaba lleno de gente a pesar del calor del verano parisino.
Cuando comenzaba  a tomar algunas fotos, encontré a una pareja muy amable. El señor me ofreció de tomarnos una foto a mi marido y a mi, el paisaje de la laguna detrás. Intercambiamos algunas palabras y descubrimos que el señor era en realidad un rosarino que vivía en Paris desde que su juventud. Se había casado con una francesa, profesora de español. Todavía era hincha fanático de Rosario Central.
Fue genial. E insólito: encontrarlo tan lejos de Rosario, la ciudad de Lio Messi, mi ciudad, la ciudad del fútbol.




El rosarino en París nos aconsejó seguir recorriendo el camino empedrado de los muelles por el lado derecho. Así podíamos apreciar los antiguos galpones transformados en salas de cine y los numerosos cafés en las terrazas.
Muy cerca, las compañías de barcos de crucero habían instalado sus mostradores. Ofrecen las distintas opciones para recorrer el Sena desde este punto.
La laguna artificial está flanqueada por pequeños jardines en ambas orillas.
Pueden encontrar un punto de vista muy interesante sobre la pasarela de Moselle al mismo tiempo que cruzan hacia la otra margen donde abundan barcos-restaurants amarrados. Imagino que el lugar debe ser muy animado desde la caída del sol.




Seguimos el paseo hasta llegar al límite de un conjunto de edificios modernos que albergan a un hotel, a la estación de los sapeurs-pompiers y una base náutica. En este punto hay otra pasarela que abarca el puente levadizo.
Cansada por el paseo y el calor, me detuve un rato en esta parte del muelle, al lado de una pequeña plaza con su espacio de juego para niños, mirando el ir y venir de quienes paseaban y de los barcos de crucero.



Después había que volver sobre nuestros pasos para encontrar algún lugar para almorzar, tal vez a la sombra de los árboles de la promenade y decidir la dirección del paseo que seguía. 
Tal vez la navegación a lo largo del canal.
O la visita del Parc de la Villette.
En realidad, elegí poner proa hacia el Canal Saint-Martin

París es sinónimo de paseos.
Y de descubrimientos.
Así es París en verano.

Mis coordenadas:
Bassin de la Villette 
75019 París
Francia

16 de diciembre de 2014

Paseo por el Bloemenmarkt, el mercado de flores de Amsterdam






Era uno de los primeros días que pasaba en Amsterdam
Es sabido que el verano, en cualquier ciudad del mundo, es propicio para descubrir jardines o los mercados de las grandes ciudades. Por eso me dirigí hacia el Bloemenmarkt Market, el famoso mercado de flores que se instala sobre el río Singel
Se trata de un mercado pintoresco, más aún porque las flores y plantas son exhibidas y vendidas a bordo de barcazas.
Hace mucho tiempo, los muelles del Canal Singel eran el puesto de amarre de los barcos que vendían las flores a los negocios. Ahora, estas mismas embarcaciones fueron reemplazadas por invernaderos flotantes. 
Los alrededores también valen la pena de ser visitados.
Es muy original en realidad.






Los vendedores ofrecen todos los días flores frescas que son traídas directamente por los horticultores de la región. 
La especie más vendida es el bulbo de los tulipanes. Están en todos los stands. 
En este punto encuentro que se trata de un mercado diferente de los otros mercado de flores que conozco. Tiene una especie de especialización en la variedad de tulipanes, la flor embajadora de los Países Bajos
Los bulbos de los tulipanes son preparados perfectamente para los viajeros que los llevan hacia destinos lejanos.







Abierto todos los días del año, el mercado tiene muchas especies insólitas
Cuáles? Bueno, amo los cactus. Los conozco bastante bien ya que son famosos en mi barrio los que tengo en las ventanas exteriores de mi casa, por eso los aprecio tanto. Fue sorprendente encontrar tanta variedad en estas latitudes. 
Por otra parte, las plantas carnívoras en el mercado eran algo que nunca había visto. Son plantas increíbles que llegan a comportarse como seres astutos. El cartel que advierte "no tocar" da algo de miedo. Por suerte las plantas peligrosas están bien cubiertas.









Las flores son tantas y tan bonitas. Mi corazonada fue para la campanula winterhard, una flor pequeña, simple pero muy bella. 
También estaban las hortensias y las extraordinarias lobelias
Las calas rosette eran tan delicadas. 
Después adoré los girasoles, los antirrhinum multicolores y las rosas chinas. Estas últimas son una de mis flores de jardín favoritas.




Se sabe que los habitantes de Amsterdam esperan la estación de los tulipanes para organizar la decoración de los famosos jardines interiores de sus casas.
Por eso, estas boutiques-flotantes del Bloemenmarkt se transforman en la fuente de tantas flores maravillosas. 
Los jardines de la ciudad forman parte de una competencia de belleza. Son mágicos. 
Pasear entre estos pequeños locales de venta de flores fue una verdadera experiencia para los sentidos.

Mis coordenadas:
Bloemenmarkt
Mercado de Flores
Canal Singel entre Vijzelstraat y Plaza Koningsplein
Amsterdam
Países Bajos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails